Inicio Actualidad Con un profundo realismo recordaron la muerte de Jesús

Con un profundo realismo recordaron la muerte de Jesús

133
0
Compartir

Fieles se congregaron en calles, plazas y cerros. En Reque (Chiclayo) comunidad juvenil puso nuevamente en escena los diferentes episodios que antecedieron a la resurrección de Cristo. En Otuzco y Chepén (La Libertad) unas 45,000 personas espectaron el acto.

CLIC PARA ESCUCHAR

Como ya es tradicional, la escenificación de la muerte de Jesús congregó a miles de fieles en las regiones norteñas de Lambayeque y La Libertad, que masivamente se volcaron a calles, plazas y cerros a fin de observar este acto realizado con profundo realismo.

Desde hace 30 años, el distrito de Reque (provincia de Chiclayo) revive la pasión y muerte de Jesús en Semana Santa. Una entusiasta comunidad juvenil de la parroquia San Martín de Thours volvió a poner en escena los diferentes episodios que antecedieron a la resurrección de Cristo.

Ayer el pueblo recano se preparó para celebrar el misterio pascual, el más importante del calendario litúrgico. Es por eso que el primer punto de encuentro entre la feligresía y los 155 actores que escenificaron los diferentes actos de Viernes Santo fue el templo en donde el párroco Pedro Vásquez Reaño resaltó el amor y la muerte de Jesús para la salvación de la humanidad.

Realismo
Franklin Pullén Chunga (23) encarnó a Jesucristo. Es el segundo y último año que lo hará, pues así son las reglas en la parroquia San Martín de Thours, a fin de dar oportunidad a otros jóvenes.

Dedicado a las labores de albañilería y ferviente católico, Pullén no solo recibió los azotes de quienes hicieron el papel de fariseos y romanos, sino también el desprecio y el rechazo.

“Es un orgullo interpretar a Jesús, que se caracteriza por su humildad y amor a los semejantes”, expresó el joven.

Las escenas que dan cuenta de la intervención de Poncio Pilato en el juicio romano a Jesús se realizaron en la vía pública, en donde niños y adultos se sumaron al vía crucis. Fue en esas circunstancias que Cristo es azotado para luego ser consolado por su madre, la Virgen María.
Fue la universitaria Manuela Burgos quien tuvo el rol de María. Con cánticos intentó fortalecer en la fe a Jesús, quien cargó una cruz de 90 kilos y pasó las 14 estaciones hasta llegar al sector Las Delicias.

En dicho lugar, Jesús pronunció las siete palabras antes de morir en la cruz. Al término de la escenificación, Franklin Pullén anotó que fue gratificante participar en dichas escenas.

Más apoyo
El responsable actoral Augusto Martínez Ibáñez señaló que son los jóvenes los que financian las actividades, pues no tienen apoyo de las autoridades regionales. “La Gerencia Regional de Turismo solo promociona la Ruta Santa; sin embargo, no se involucra directamente con nuestras actividades”, resaltó.
Indicó que al menos ocho mil visitantes recibió Reque en Semana Santa. “El turismo sería más importante si las autoridades se comprometen en fomentar actividades como la Semana Santa”, agregó.

En las alturas
En la provincia andina de Otuzco, La Libertad, el cerro Chologday (conocido como el Gólgota otuzcano) fue otra vez escenario de la crucifixión de Cristo.
Las escenas mostraron mucho realismo por parte de los actores y pese a la lluvia esta siguió adelante. Unas 25,000 personas la espectaron y siguieron paso a paso cada estación.

El reconocido actor y profesor de teatro, Miguel Ángel Malpartida Lozano, lideró este trabajo junto con 20 actores profesionales de La Libertad y 80 actores locales, que ya han participado en ediciones anteriores.

En tanto el alcalde distrital de Mache, Ferry Escobedo Espínola, cumplió el papel de Simón de Cirene, quien ayuda a Jesús a cargar la cruz hasta donde fue crucificado.

En la provincia de Chepén también hubo un acto similar. Los actores escenificaron en vivo la pasión y muerte de Jesucristo. El peregrinaje recorrió 600 metros aproximadamente hacia el cerro Chepén, subiendo 777 escalones y 14 estaciones, cuyo recorrido duró dos horas aproximadamente.

Esta vez el punto de inicio fue la capilla La Inmaculada Concepción de la calle Arequipa, a las 7:30 a. m., luego vino la representación en la plaza principal, y el camino al calvario en lo alto del cerro de Chepén. Unas 20,000 personas vieron este acontecimiento.

En la escenificación participaron 45 artistas tanto de Lima como de provincias. El actor nacional Gerardo Zamora interpretó a Jesucristo.
“Este es un acto de fe y una de las más bellas y significativas obras artísticas y culturales del norte del Perú”, sostuvo el alcalde David Lías Ventura.
Según la municipalidad, el Vía Crucis de Chepén es el segundo más alto de América, después del Cristo Redentor de Brasil, y el tercero más alto del mundo.

La República

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here