Inicio Destacados LOS MERCADERES DEL PERIODISMO CONTINÚAN APARECIENDO

LOS MERCADERES DEL PERIODISMO CONTINÚAN APARECIENDO

1276
0
Compartir

Desde hace unos días viene navegando esta noticia por parte del decano nacional del Colegio de Periodistas del Perú, Max Obregón Rossi, con un llamado “DIVULGUEN ESTA ALERTA”, lo que resulta literalmente vano si no hay un buen sustento legal.

El Colegio de Periodistas del Perú fue creado con ley propia como manda la constitución, sin embargo, los vejámenes legales siempre han estado a la orden del día en los gobiernos de turno. Un hecho deleznable fue el cometido por el segundo gobierno de Fujimori, cuando dictó una ley transgresora que le permitió romper la consistencia legal del ejercicio de la profesión del periodista; ley 26937, denominada “Ley Torres y Torres Lara”, tan mal hecha, que tampoco los directivos de aquel entonces supieron rebatir su anulación, legalmente

Han pasado años y es poco lo que se ha hecho. En el Perú, el liderazgo del poder del periodismo no lo tienen el Colegio, lo tienen personajes, instituciones, gremios y medios de comunicación con intereses personales o de grupo no muy claros, que desestabilizan el carácter y perfil profesional del periodista hasta someterlo en un tutelaje de compromisos o acomodos políticos, sociales o económicos.

En el Perú, cualquier persona natural o jurídica puede crear una entidad, institución o empresa periodística en Lima o una región, con un alcance local hasta internacional.

CLIC PARA ESCUCHAR

El ejercicio del periodismo navega en un limbo de la ilegalidad. El denominado “Consejo Superior Internacional de Prensa” tiene una historia que data de 1994, creado en el gobierno de Fujimori, con fines “filantrópicos” que convoca a periodistas colegiados y prácticos; como también a entidades de orden periodístico.

Las alertas, literalmente siguen siendo eso, “alertas”. Los “mercaderes” siempre ocupan un espacio en el ejerció del periodismo, seguirán otorgando “medallas de oro” y “certificados” como instrumentos de hacer negocio, de captación de dinero, que el Decano Max Obregón, la tiene difícil de contrarrestar sino cambia de estrategia legal e institucional.

Obregón, que gusta de la reelección y por contagio también otros decanos regionales, son candidatos para repetir el cargo por dos años más, ya no tendrá que enviar alertas sino rodearse de mejores directivos, capaces de proveer iniciativas legales que erradiquen el ejercicio ilegal de la profesión, pero será ante estos 3 poderes de mala reputación: Judicial, Legislativo y Ejecutivo; y, también, del poder de los mercaderes.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí