Inicio Policial Poder Judicial excarceló 8 procesados por corrupción

Poder Judicial excarceló 8 procesados por corrupción

1028
0
Compartir

Desde los primeros días de noviembre, los conocidos personajes acusados por corrupción en la Municipalidad de Chiclayo vienen siendo excarcelados por el Poder Judicial. Esto, por los tardíos procesos que suceden en la investigación fiscal y que comprometen a una aplicación contundente de la administración de justicia en Lambayeque.

Fueron 8 los implicados como presuntos corruptos e integrantes de la desarticulada banda “Los limpios de la corrupción” que comandaba el ex alcalde Roberto Torres Gonzales, quien sigue preso conjuntamente con otros 6, que suman en total 15 los presuntos miembros de la organización delictiva.

Los excarcelados responden a los nombres de César Regalado Rodríguez, ex gerente de la Municipalidad de Chiclayo; Martín Villanueva Velezmoro, ex asesor municipal; Juan Valdivia Goycochea, ex gerente general de Epsel; Jorge Incháustegui Samamé, ex gerente de Urbanismo; Carlos Santa Cruz Alarcón, ex gerente de Imagen Institucional; Norma Muro de Del Castillo, ex subgerente de Turismo y madre de Katiuska; Katiuska del Castillo Muro, pareja del ex alcalde Roberto Torres, y Joel Ugaz Cubas, ex policía anticorrupción.

El Jefe de la asociación ilícita para delinquir, Roberto Torres seguirá recluido conjuntamente con José Baca Távara, ex funcionario de EPSEL; Ruth Zúñiga López, ex proveedora de la municipalidad de Chiclayo; Ciro Chávez Martos, ex gerente general; Misael Delgado Mendoza, ex gerente general y Javier Valencia Gutiérrez, ex gerente de Transporte. Estos 3 últimos también podrían ser excarcelados.

CLIC PARA ESCUCHAR

Otros presuntos implicados como Percy Quesquén Díaz, ex gerente del ex Servicio de Administración Tributaria – Satch, salió mucho antes libre al acogerse a la colaboración eficaz; mientras que Jorge Matallana Peralta, ex gerente de Administración Municipal, es procesado desde el inicio de la captura de los procesados con comparecencia restringida, pese a que estuvo prófugo durante dos meses y aceptó ante la fiscalía haber recibido dádivas de diversos proveedores.

Entre los delitos por lo que son procesados se encuentran los de presunto peculado, uso de documento privado falso, colusión, cohecho, patrocinio ilegal, compras directas fraccionadas, adjudicaciones con pagos de “diezmo”, entrega de coimas a peritos, entre otros.

La frágil investigación a los encausados y la ineficacia de los fiscales está permitiendo que el exceso de prisión preventiva libere a los implicados al amparo de la ley, por lo que enfrentarán sus procesos con libertad restringida en tan sonado caso de corrupción y escándalos que tanto indigna a los ciudadanos chiclayanos. Ley tardía.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí