Inicio Actualidad Tras casi un año, Marco Gasco incumple con la “transformación de Chiclayo”

Tras casi un año, Marco Gasco incumple con la “transformación de Chiclayo”

245
0
Compartir

Cuando Marcos Gasco Arrobas ganó las elecciones el 7 de octubre de 2018, la esperanza de cambio para la Ciudad de la Amistad volvió a brillar, luego que el manto de la corrupción cubrió la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh). Han transcurrido casi 365 días de la gestión del burgomaestre y la cruzada para lograr la llamada “transformación de Chiclayo”, tal como lo consignó el burgomaestre en su plan de gobierno, no ha iniciado.

Si algo ha marcado la administración de la autoridad edil es el divorcio con los miembros de la sociedad civil: la Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque, asociaciones de pueblos jóvenes, colectivos juveniles y algunos colegios profesionales, que son las mismas instituciones que invocó para lograr el cambio en la urbe. El primer vecino de Chiclayo no cumplió.

CLIC PARA ESCUCHAR

El primer año de gobierno de Gasco comenzó en medio de cuestionamientos por la designación de Walter Martín Pérez Carranza –investigado por el caso de los proveedores dorados de la Municipalidad Provincial de Lambayeque–, en la jefatura del Centro de Gestión Ambiental. Según el burgomaestre, recién conoció el problema tras la intervención de la Fiscalía Anticorrupción y de la Policía, que llegó a capturar a Pérez en plena ceremonia de juramentación de los regidores en el palacio municipal.

Corría enero de 2019 y este suceso se convirtió en el punto de partida de lo que sería la labor de quienes conforman el aparato municipal, cuyos resultados no están a la altura de las exigencias de la ciudadanía.

El caos vehicular, la basura y más de cinco mil ambulantes que se apoderaron de las calles adyacentes al mercado Modelo han ganado –por ahora– la batalla a Gasco, como lo precisa el exburgomaestre Arturo Castillo Chirinos, quien afirma aún no se recupera el principio de autoridad.

Sin duda es prematuro hablar de formulación de planes y obras concretas, entre ellas el terrapuerto, la formulación del proyecto de inversión del Mercado Mayorista Regional de Chiclayo, la lucha contra la corrupción, el mejoramiento del sistema de saneamiento y la rehabilitación de postas de salud.

Similar mensaje
El baño de popularidad es siempre bienvenido para el político. Y es lo que sucedió el pasado 15 de diciembre, cuando Marcos Gasco presentó el balance de su gestión en el pueblo joven 9 de Octubre.

La oportunidad fue propicia para insistir que encontró una municipalidad con una deuda de 242 millones 981 mil 802 soles y en crisis de gobernabilidad a consecuencia de los actos de corrupción de sus antecesores: Roberto Torres Gonzales y David Cornejo Chinguel.

Para el sociólogo César Cardoso Montoya se repite el mismo esquema de Cornejo, quien en su discurso se victimizó y responsabilizó de sus falencias a Roberto Torres.

Bajo la premisa, “Iniciamos el rescate de Chiclayo”, destacó que el nivel de ejecución presupuestal en este año es de 71.1%, el incremento del presupuesto aumentó en 25 millones de soles; mientras los proyectos de inversión en fase de ejecución –dijo– están valuados en 35 millones 183 mil 965 soles.

No podía faltar la aprobación de la bancada oficialista a los anuncios realizados. En ese vaivén de emociones durante el plebiscito, Gasco no dudó en resaltar el reordenamiento del comercio informal y la recuperación de espacios públicos. “Los ambulantes no volverán al mercado Modelo. No habrá feria navideña y será histórico”, repitió en más de una oportunidad.

Las palabras quedaron en estado gaseoso porque la realidad es diferente. Una avalancha de informales volvió apoderarse de las calles adyacentes al centro de abasto, lo que demostraría la falta de sostenibilidad de la sentencia del Segundo Juzgado Civil de Chiclayo que ordenó el reordenamiento de ambulantes.

Por otro lado, el proceso de expropiación de las 36 tiendas de dicho centro de abasto no comienza, pese a que solo resta cinco meses para que el plazo expire. En tanto la Fiscalía de Prevención del Delito reafirmó que existen 41 puntos críticos de basura en Chiclayo.

La República

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí